La Marca más Valiosa eres Tú

Por María José Navarro.

Es una realidad que una de las cosas a las que estamos más expuestos hoy en día es a la mercadotecnia. En todo momento estamos recibiendo mensajes queriéndonos vender algo. Si vamos manejando en el coche vemos al pasar mil y un anuncios que visten las calles, al tirarte en tu casa a ver una peli o cualquier serie en Netflix nunca faltan los anuncios de refrescos, marcas de ropa, perfumes etc; incluso a la hora de escuchar música en Spotify (si no estás dado de alta con la cuenta Premium, claro) y ya ni se diga de la mercadotecnia que se ve en todas las redes sociales.

Todo este bombardeo mercadotécnico nos enseña que quien sabe vender, vende. Y uno de los modos más eficaces de aprovechar todo este exposure es a través del Branding Personal.

El Branding Personal no se refiere a que te reduzcas a un simple objeto al que le pongas un precio y quien lo pueda pagar que te compre. Branding Personal se refiere a crearte a ti como tu propia marca, haciendo notar tu valor agregado; desde chicos escuchamos que cada persona es única e irrepetible, por eso hoy en día el éxito se alcanza en gran medida con tener en claro lo que te hace diferente al resto. ¿Por qué una determinada compañía debería contratarte?, ¿Por qué tus conocimientos y no los de alguien son los más adecuados para contratar tus servicios?, etc.

El reconocimiento del propio valor agregado es uno de los pasos claves a la hora de establecer tu marca personal. Y esto tómalo así: ¿Qué puedes hacer tú que no tienen los demás? Independientemente de que compartas una misma profesión a la de más personas, ¿qué es lo que haces tú que no haga alguien más que va a marcar la diferencia?

Tu Branding Personal es:

  • Tu sabor propio, inigualable.
  • Tu esencia.
  • Tu propuesta cimentada en tu personalidad.
  • Tu imagen.
  • Tu modo de comunicar las cosas.
  • La huella que dejas en cada lugar que vas.

Y no es:

  • Faking
  • Copiar lo de alguien más.
  • Vender alguien/algo que no hay.
  • Inflar tus virtudes o personalidad.
  • Pura mercadotecnia y nada de sustancia.

Mucha gente dirá: ¿Pero yo para qué necesito esto si ya tengo chamba? Y justo ahí está la magia de tener tu marca personal, que no importando lo que estés haciendo hoy, la gente te va a identificar más allá de las actividades que desempeñes. Y ni se diga si eres emprendedor, pues de esto dependerá en gran medida el éxito que tengas pues poco a poco te irá identificando como “experto” en X o Y.

Finalmente recuerda que tu marca personal debe estar cimentada fielmente en quién eres tú pues siempre encontrarás algo que te haga distinto a los demás.

 

Comments